BRITNEY LUCHA POR SU LIBERTAD
Todo lo que debes de saber sobre la tutela de Britney Spears, sucha por la libertad y el movimiento de sus fans FREE BRITNEY
LAS 30 MEJORES CANCIONES DE BRITNEY
Una dificil decision pero The Guardian las eligio. Mira cuales son....
BRITNEY SE COMPROMETE CON SAM
La princesa del pop se casara con Sam Asghari! Cono los detalles aqui
BLACKOUT DE BRITNEY TENDRA SU LIBRO
Blackout de Britney Spears sera acreedor a un libro 33 1/3. Es el LP mas reciente seleccionado para esta prestigiosa serie.
CONTROLLING BRITNEY SPEARS, EL NUEVO DOCUMENTAL DE FX
Publicado por: hbmaster en Multimedia el Domingo 26 de Septiembre de 2021 a las 5:40 PM

La continuación del documental FRAMING BRITNEY SPEARS a cargo de The New York Times, que se estrenó en FX y Hulu muestra a personas con conocimiento de la vida de Spears mientras se encontraba (y sigue encontrando bajo la tutela), y han decidido discutir abiertamente cómo controlaban su vida y reaccionaron ante el emotivo testimonio de la cantante. 

Dirigida de nuevo por Samantha Stark y Liz Day como productora supervisora ​​y reportera, el documental presenta entrevistas con  personas internas que tenían conocimiento de la vida de Spears. 

Entre los destacados se encuentran la ex-asistente de Britney, Felicia Culotta, su exjefe de vestuario Tish Yates, el gerente de la gira promocional del Circus Tour de Spears, Dan George, y Alex Vlasov, ex-asistente ejecutivo, gerente de operaciones y seguridad de la compañía de seguridad de Spears, Black Box. 

El documental comienza con la escena fuera de la audiencia judicial de Spears el 23 de junio de 2021 en la que la cantante habló públicamente por primera vez y solicitó que su tutela llegara a su fin. 

Mientras comparecía virtualmente en la corte, Spears leyó una declaración preparada para ofrecer información sobre su vida mientras estuvo bajo la tutela, lo que según ella, la ha llevado a sentir que no puede "vivir una vida plena". Entre las quejas que compartió se encuentran que le cambiaron la medicación sin su consentimiento, que la obligaron a actuar en una gira de 2018 y no se le dió ningún descanso, y que no se le permitió visitar a un médico para que le quitara el DIU y así poder tener un bebé y casarse. 

Ahora Culotta y otros están ayudando a dar una idea de la historia completa detrás de escena y abusivo control bajo el que fueron testigos en este desafortunado caso. 

“Nunca he hablado de lo que hemos presenciado. Firmamos esos acuerdos de confidencialidad y ha sido difícil dar un paso adelante sabiendo que hay personas en su dirección que podrían impedirme ganarme la vida. Pero esto es importante. Esta es una vida humana la que ha sido torturada”, dijo Yates. 

Mientras tanto, George agregó: "Tuve que reunir el valor para hablar porque si no soy yo, ¿quién?" 

También compartió que “la primera regla de la tutela era que no se hablaba de la tutela” y la gerencia le advirtió en un momento: “Ten cuidado. No te acerques demasiado. La gente tiene una forma de desaparecer". 

De los testimonios más reveladores compartidos fueron los de Vlasov, quien ayudó al presidente de Black Box Security Inc., Edan Yemini, durante nueve años. "Yo era la única persona en Black Box que sabía todo", compartió. 

“Edan se sintió muy aliviado cuando vio el primer documental [Framing Britney Spears]. Estaba tan aliviado de que tanto él como su compañía Black Box no fue mencionada, Tristar de Lou M. Taylor tampoco fue mencionada. Su mayor temor era que la empresa de seguridad de alguna manera llamara la atención". Yemini se negó a responder preguntas sobre el trabajo de su empresa con Spears para el documental. (Apesar de que en esta continuación ya todos fueron mencionados) 

Vlasov explicó que veía a Spears "muy brevemente", pero todo lo que sabía sobre la tutela sería por boca de Yemini. “Nos dijeron que la tutela estaba allí por su propio bien. Que estaba allí para protegerla de la influencia, de perder dinero, que era una forma de que ella tuviera la custodia de sus hijos. Siempre me repetía lo mismo: ¨Incluso que era algo que ella quería que fuera así¨. 

También le dijeron que la seguridad las 24 horas del día, los 7 días de la semana, era parte de la tutela. 

Vlasov detalló que los deberes de seguridad incluían proporcionarle a Spears su medicamento, que estaría en sobres empaquetados y tendrían que entregárselos para que los tomara mientras estuvieran presentes. 

Cuando se cuestionó o discutió por qué eso sería un deber de seguridad, Vlasov dijo que se reiteraría: "Esto es lo que la seguridad debería hacer porque esto es lo que el cliente está pidiendo y esto es lo que el cliente necesita". 

Sin embargo, el cliente que preguntó no fue Spears sino su padre Jamie, dijo Vlasov. “Realmente me recordó a alguien que estaba en prisión. Se puso la seguridad en condiciones de ser esencialmente los guardias de una prisión ”, dijo. 

Más tarde compartió que todos se preocuparon cuando Spears quería un iPhone y Yemini le preguntó si había algún servicio de monitoreo que él conociera o una forma de poner controles parentales en el teléfono para su "protección", todas las cosas que le dijeron al tribunal y el ex-abogado de Spears lo sabía (para ese entonces Sam. Ingham). 

Robin Greenhill, miembro del personal de Tri Star Sports & Entertainment, que maneja la gestión comercial de Spears, estuvo muy involucrada en la cuenta de la estrella del pop. "Jamie, Edan y Robin fueron básicamente parte de cada paso que dió Britney", dijo Vlasov. 

"Britney no podría tener a alguien en la privacidad de su casa sin que esas tres personas lo supieran". 

Según el documental, un abogado de Tri Star Sports & Entertainment dijo que todas las acusaciones que involucran a Greenhill y al fundador de Tri Star, Lou Taylor, eran falsas. 

Vlasov dijo que fue la sugerencia de Greenhill que iniciaran sesión en un iPad con la misma cuenta de iCloud que Spears usaría para el iPhone para que su actividad se reflejara y pudieran ver sus mensajes, llamadas de Facetime, notas, fotografías, historial del navegador y todo lo demás. “Hablaron abiertamente sobre monitorearla”, dijo Vlasov y agregó que incluso sus conversaciones con amigos, mamá y ex abogado Samuel D. Ingham III serían monitoreadas." Vlasov agrega: “Su propio teléfono y sus propias conversaciones privadas se usaban con tanta frecuencia para controlarla. Sé con certeza que Jamie se enfrentaría a Britney y le diría: 'Oye, ¿por qué le enviaste un mensaje de texto a esta persona?'... No se sentía como si la estuvieran tratando como un ser humano ". 

"Trabajando en Black Box, vi tanto .. fue un gran lío", dijo Vlasov. Más tarde reveló que Yemini le puso un dispositivo de grabación en la habitación de la cantante. Vlasov recordó que le entregaron el dispositivo de grabación de audio y una unidad USB y le pidieron que lo borrara. 

“Eso levantó tantas banderas rojas conmigo y no quería ser cómplice de lo que sea que estuvieran involucrados, así que guardé una copia porque no quiero borrar la evidencia. No creo que haya sido una coincidencia que se haya hecho, días antes de que ella se reuniera con un investigador en la corte ". 

En el testimonio de Spears, se detalla cómo se vio obligada a ingresar a un centro de tratamiento de salud mental en 2019. Vlasov confirma que Spears no quería estar allí: “Escuché esto de varias personas, incluidos Robin y Jamie, cuando hablaban en el teléfono con Edan". También comparte que fue "orquestado" que Spears fuera fotografiada saliendo de un hotel para demostrar que estaba bien a medida que el movimiento #FreeBritney crecía y se especulaba que la estrella del pop estaba siendo retenida contra su voluntad. 

Cuando Spears finalmente fue liberada de las instalaciones, Vlasov dijo que se le pidió a seguridad que le preparara un iPhone al que solo se le permitiría hacer llamadas telefónicas y no permitir mensajes de texto o acceso a Internet. Otras medidas de seguridad incluyeron que cualquier hombre en la vida de Spears tuviera que firmar contratos y acuerdos de confidencialidad y el movimiento #FreeBritney también fue monitoreado en sus inicios. 

“Se colocaron investigadores encubiertos entre la multitud para hablar con los fanáticos, identificarlos, documentar quiénes eran. Todo estaba bajo el paraguas de 'Esto es para la protección de Britney'. " "Escuché el testimonio de Britney y creo que ese fue el indicador final de que quería presentar lo que sé", dijo Vlasov. 

También mostró un hilo de correo electrónico que fue reenviado desde Yemini en el que Ingham, el ex-abogado de Britney, envió un correo electrónico al equipo legal para informarles que necesitaba una confirmación por escrito de que nadie más que Spears podía acceder a sus llamadas, mensajes de voz o mensajes de texto a los que respondieron y confirmaron que Jamie lo haría diciendo "no tengo acceso". 

Al salir de Black Box, Vlasov explicó que el alcanzó a explicar que no estaba de acuerdo con cómo se manejaba su negocio y cómo operaban éticamente. 

Él alega que cuando habló con Yemini en su oficina, Yemini sacó su arma de su funda y la puso sobre la mesa y dijo: "¿Entonces no te gusta la forma en que manejo mi negocio?" "No es una amenaza, pero es una amenaza", dijo Vlasov. 

El documental afirma que a través de su abogado, Yemini negó que ocurriera el incidente. Al hablar de su experiencia con Spears, su asistente de toda la vida, Culotta, dijo que "lentamente fui resultando en un lugar donde no se me permitía estar a su lado y no se me permitía tener una conversación sin tener a otras personas presentes"

Durante la etapa del Circus Tour, Culotta dijo que finalmente Jamie Spears le dijo en una reunión que su hija ya no la quería allí y "nunca la quiso" en la gira. “Dice que si alguna vez te ve, no subirá al escenario”, recuerda Culotta que le dijo Jamie Spears.  

Aunque se preguntaba si Spears estaba molesta con ella, aún se quedó pero no quiso ver a la cantante. Sin embargo, cuando accidentalmente se topó con Spears, "es casi como si el aire hubiera sido aspirado fuera del pasillo", recordó Culotta. "Todo el mundo sabía que se suponía que yo no debía estar allí". 

Dijo que una vez que Spears la vio, inmediatamente "dió un salto completo" y le dio un abrazo preguntándole dónde había estado. “Fue en ese momento que pensé, 'Espera un minuto, ¿estaban tratando de ponernos a las dos una en contra de la otra?' ," ella dijo. 

“Yo, siendo parte del sistema de apoyo, no fui bienvenida. Siento que en algún momento la razón por la que me alejaron de ser parte del sistema de apoyo es que simplemente dije: 'Si veo algo con mis ojos, lo diré' ”. 

También recordó que Greenhill le dijo:“ Ya no sabes quién es ella ". (En conclusión Robyn Greenhill le tenía envidia y quería ocupar su puesto de asistente personal). 

“Quizás no conocía a la persona que estaban tratando de hacer que fuera, pero conocía a la persona que era y conocía el corazón. Tu corazón permanece igual pase lo que pase ”, dijo Culotta. 

Mientras hablaba de la tutela de Spears, Yates dijo: “Realmente no creo que Jamie sea el que esté controlando todo. Con quien traté fue con Robin Greenhill, pensé que era la asistente de Britney". 

Ella explicó que tenía que tener la aprobación de Greenhill antes de hablar con Spears sobre una pregunta que Spears tendría y que Greenhill controlaba "pequeñas cosas". 

Recordó un momento en el que Greenhill le dijo a Spears que no podía cenar sushi porque era “demasiado caro” y lo acababa de comer el día anterior. “Spears se molestaba un poco, luego ellas comenzaban la discusión, todo se tornaba más fuerte y luego los gritos se intensificaban. Entonces aparecía Jamie Spears... y todo se complicaba castigándola al quitarle a los niños de su lado”, explicó Yates. 

Yates también recordó que a la cantante le gustaban un par de zapatos que vio mientras caminaba por el centro comercial en Las Vegas, pero no se le permitió comprarlos. “Dijeron: 'No, ella no tiene dinero para gastar en Sketchers'”, dijo Yates, y agregó que finalmente los compró ella misma y los incluyó para un outfit del vestuario.  

Yates también explicó que Spears se vería obligada a continuar con los meet and greets en el show de Las Vegas, que para los fanáticos tenía un costó de $2,500 dólares. 

"Fui testigo de que la gerencia le decía que si no asistía a la reunión y los saludaba, que esa sería una gran pérdida de dinero". 

“Hay muchos de nosotros que estábamos en segundo plano que vimos la verdad. Esto no es un 'él dijo, ella dijo'. Estas son cosas que vimos con nuestros propios ojos y escuchamos con nuestros propios oídos ”, dijo Yates. 

Culotta y Yates dicen que no tienen forma de ponerse en contacto con Spears dado que todos sus números anteriores han sido cambiados. Como regalo de fin de gira, Yates dice que le dio a Spears un collar con su número de teléfono grabado "en caso de que la necesitara".
EN FACEBOOK